Ya es casi un hecho, el decreto contendrá 18 artículos y prohibirá que las empresas despidan trabajadores por un plazo de 60 días, sólo se permitirían despidos con causa justificada.

La decisión responde a un pedido de las centrales sindicales, muy preocupadas ante la posibilidad de que las empresas acudieran a un artículo de la ley de contrato de trabajo que permite despedir por “razones de fuerza mayor”, con una indemnización del 50 por ciento de la habitual.

Héctor Daer, de la CGT (Gustavo Gavotti)

El decreto llegaría acompañado de un conjunto de otras medidas en beneficio del sector productivo. Una de las opciones es que se realice un acuerdo entre el sector empresario y los trabajadores para extender la suspensiones.

Las empresas que adhieran al proyecto de DNU obtendrán reducciones en las cargas patronales de hasta el 95% y el Estado (a través de la ANSeS) pagará una parte del salario de los trabajadores. A cambio de esos beneficios, las compañías que adhieran no podrán disponer despidos sin causa y/o por “fuerza mayor”. En tanto, los trabajadores que hayan sido despedidos sin causa y/o por razones de fuerza mayor después del 29 de febrero “deberán ser incorporados nuevamente bajo las mismas condiciones laborales”

– Hasta 25 trabajadores de una empresa, se hace cargo ANSES del neto del salario 

– De 26 a 60 trabajadores: ANSES se hace cargo del salario neto con un máximo equivalente al 75% del salario por cada trabajador ( $ 12.656)

– De 61 a 100 trabajadores: ANSES se hace cargo del salario neto con un máximo equivalente al 50% del Salario Mínimo Vital y Móvil por cada trabajador.( $ 8.437,50)

Por último, a través del Repro, o sea, empresas de situación de crisis ANSes pagará una suma no remunerativa de entre 6.000 y 10.000 pesos a todos los trabajadores en relación de dependencia bajo convenio del sector privado que superen los 100 trabajadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.