Lo que comenzó como un proyecto escolar, se convirtió en realidad. Ya es oficial: Argentina tendrá su primer pico satélite en el espacio y será pionera en América Latina. Se trata de ‘San Martín Al Espacio’, el proyecto liderado por Alejandro Cordero, con la ayuda de sus estudiantes.

Proceso de creación del satélite
“San Martín Al Espacio”.

El dispositivo (MDQubeSAT1) “San Martín Al Espacio” es tan pequeño que cabe en la palma de la mano: mide 10 centímetros, pesa 500 gramos pero tiene la potencia suficiente para brindar IOT (Internet de las cosas) a zonas del país que no cuentan con conectividad y podrían beneficiarse de ella.

La idea comenzó en un aula y luego recibió fondos del Ministerio de Desarrollo Productivo y el impulso de la aceleradora de proyectos marplatense, Neutrón.

Gracias a este lanzamiento, se podrá mejorar la competitividad de sectores estratégicos como son el agropecuario, el minero o el hidrocarburífero.

Al presente, 70% del país está por fuera de zonas donde hay acceso a conexión y, por los altos costos que significa instalar una antena en ellas, es casi imposible que puedan acceder al servicio en los próximos años. Sin embargo, con este satélite se podrá brindar asistencia a estas actividades económicas para mejorar su desempeño y aumentar su productividad.

Por el gran impacto que puede generar, explican desde Innova Space que “planeamos lanzar cien picosatélites en 3 años. A este le seguirán uno con el nombre de Juana Azurduy y otro con el de Simón Bolívar. El año que viene lanzaremos 6, 16 en 2023 y unos 90 en 2024”. Casualmente, con todos ellos buscarán crear la “constelación Libertadores de América”, en honor a la Patria y los ideales que soñaban éstos próceres.

En el caso de San Martín, para su flyer se basó en el retrato de la obra “San Martín 1818”, hecha por Ramiro Ghigliazza, quien se dedica a recrear sus rostros con realidad digital.

Este primer lanzamiento -de la mano de la NASA- tendrá lugar el 13 de enero a las 12 del mediodía hora Argentina, en la Unidad Falcon 9 – Space X, en Cabo Cañaveral, Florida. Así lo comunicó con gran orgullo su creador en Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.