El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya del Ministerio de Salud de Rusia y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), ratificaron que la vacuna Sputnik V es eficaz contra las nuevas cepas del coronavirus, incluida la resistente variante Delta del SARS-CoV-2.

De acuerdo a estudios, la vacuna rusa produce anticuerpos protectores contra las variantes Alfa B.1.1.7 (identificada por primera vez en Reino Unido), Beta B.1.351 (detectada por primera vez en Sudáfrica), Gamma P.1 (confirmada por primera vez en Brasil), Delta B.1.617.2 y B.1.617.3 (registrada por primera vez en India) y las variantes B.1.1.141 y B.1.1.317 con mutaciones en el dominio llamado RBD, según sus siglas en inglés, identificadas en Moscú.

El Instituto Gamaleya informó que los datos obtenidos demostraron que la reducción de la actividad neutralizadora del virus de Sputnik V contra una serie de cepas fue significativamente menor en comparación con los datos publicados por los fabricantes de otras farmacéuticas del mundo.

“Nuestra investigación demuestra los buenos resultados de la eficacia de la vacuna Sputnik V contra las nuevas cepas de SARS-CoV-2. Cada vez tenemos más datos sobre la capacidad del coronavirus para transformarse y mutar en todo el mundo. En la actualidad, Sputnik V es una de las vacunas más eficaces contra las cepas, original y nuevas, de coronavirus debido al enfoque único, que se basa en el uso de dos vectores adenovirales diferentes como vehículos de administración”, explicó Alexander Gintsburg, director del Centro de Investigación de Ecología y Medicina de Emergencia N.F. Gamaleya, según un comunicado.

La vacuna Sputnik V es utilizada actualmente en 67 países con una población total de más de 3.500 millones de personas, entre ellos Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.