La defensa de Marcos Córdoba presentó un pedido de libertad condicional en el que el maquinista reconoce haber anulado el dispositivo, pero que no lo hizo a propósito.

La defensa de Marcos Córdoba, maquinista que conducía la formación del tren Sarmiento que desencadenó en el accidente conocido como «Tragedia de Once», presentó un escrito en el que reconoce haber anulado el dispositivo de freno.

En el escrito presentado el pasado viernes, Córdoba afirma: «Yo tengo responsabilidad, anulé el dispositivo, pero no lo hice a propósito, nunca imaginé que algo así iba a ocurrir».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *