Días atrás se dio a conocer un listado de preguntas que la iglesia católica cordobesa habría enviado a los principales candidatos al Congreso Nacional de dicha provincia. Entre las mas cuestionadas se encontraba: «¿Propondrá algún proyecto para derogar la ley de interrupción legal del embarazo?».

Los principales candidatos que competirán el 14 de noviembre recibieron un cuestionario de 14 puntos elaborado por la Pastoral Social de Córdoba, en el cual el capítulo aborto se vuelve central.

«¿Cuál es su posición concreta acerca del valor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural? ¿Qué opinión le merece la implementación de la ley denominada ‘Interrupción Voluntaria del Embarazo’ y de la ‘Interrupción Legal del Embarazo’? ¿Propondrá algún proyecto para derogarla o modificar su implementación?», son las tres preguntas que integran el módulo aborto en el cuestionario distribuido durante el fin de semana.

El interrogatorio de la Iglesia llamó la atención en los búnker de campaña: la mayoría de los principales candidatos ya dejaron sentada su posición respecto del aborto legal durante el debate. Incluso Alejandra Vigo, Claudia Márquez, Laura Rodríguez Machado, Ernesto Martínez, Héctor Baldassi, Soledad Carrizo y Carlos Caserio votaron en Diputados o Senado dicha ley.

Por su parte, fuentes del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, aseguraron que «derogar una ley tratada en comisiones y votada por la mayoría es ampliamente inconstitucional». Además, manifestaron que desde el gobierno nacional trabajan para «garantizar derechos no para negarlos».

Por su parte, luego de que se difundieran las preguntas por parte de la iglesia, diferentes agrupaciones feministas mostraron su repudió. «Los mismo sectores de siempre», y «antiderechos» fueron las frases más utilizadas.

Una de las referentes feministas que integra la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, aseguró que «hay que estar alerta frente a los posibles avances de la derecha». «Se manifiestan a favor de la vida y la salud, pero al primer descuido intentan prohibir derechos adquiridos».

En la misma línea, desde la Campaña también manifestaron que si bien el aborto es legal por ley, es tarea de las personas gestantes y de los feminismos trabajar para que esta ley y otras similares se cumplan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *