En las últimas horas del día lunes se informó que Oscar García Rúa murió tras haberse contagiado de coronavirus, permanecer internado durante varios días y haber pedido ser tratado con dióxido de cloro, ante el empeoramiento de su estado de salud.

El familia del paciente solicitó el tratamiento con dióxido de cloro.

La familia del hombre y su médico habían solicitado ante la Justicia Federal este tratamiento alternativo.

El pasado 7 de enero, un día después de que su madre falleciera víctima del virus Covid-19, José María Lorenzo pidió que su padrastro, García Rúa, recibiera «en carácter urgente» la administración de nebulizaciones de ibuprofeno de sodio y de dióxido de cloro intravenoso, terapias recetadas por el neurocirujano del paciente.

¿Qué dijo el médico que lo atendió?
El profesional que había prescripto el tratamiento alternativo con dióxido de cloro habría marcado en su diagnóstico que el paciente tenía «compromiso pulmonar severo, y que recibió tratamiento convencional con oxígeno, pese a lo cual la saturación de hemoglobina continuaba por debajo de los valores normales» e indispensables para la normal respiración de una persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *