El 11 de mayo de 1813 se presentó ante las autoridades del Virreinato del Río de la Plata el Himno Nacional Argentino, de la mano de Vicente López y Planes, quien escribió la letra, y de Blas Parera, que se encargó de la música.

El Himno Nacional Argentino completo

Por este motivo, cada año, en esta fecha, se celebra el día del Himno Nacional, junto a la bandera, el escudo y la escarapela, representa la identidad de la Argentina.

Trascendidos afirman que el Himno Nacional Argentino fue interpretado por primera vez en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson y fue ella quien entonó los primeros acordes.

Algunos historiadores aseguran que ella no dejó ningún escrito sobre ese suceso, otros lo confirman y hasta le ponen fecha: posiblemente el 14 o 25 de mayo de 1813.

La letra del himno, cuya lectura llevaba cerca de 20 minutos, estuvo terminada casi un año después y el 11 de mayo de 1813, López y Planes presentó su obra ante la Asamblea General Constituyente del Año XIII, que aprobó el texto, lo denominó “Marcha Patriótica” y encargó la música al mismo Blas Parera, quién tardó solo una noche en componer la partitura.

El Himno Nacional Argentino fue interpretado por primera vez en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson

Con el correr de los años tanto el texto como la música recibieron cambios que se debieron, fundamentalmente, a presiones externas desde el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda para suavizar o eliminar párrafos anti españoles.

No se lo reconoció como “Himno Nacional Argentino” hasta 1847, tras una decisión del gobernador Juan Manuel de Rosas.

En 1900, Julio Argentino Roca decretó que “en las fiestas oficiales o públicas, así como en los colegios y escuelas del Estado, sólo se cantarán la primera y la última cuarteta y el coro de la Canción Nacional sancionada por la Asamblea General el 11 de mayo de 1813”.

A raíz de ello se eliminaron las partes que del texto original sobre “los bravos que unidos juraron su feliz libertad sostener; a esos tigres ardientes de sangre fuertes pechos sabrán oponer”; y la que recordaba que “son letreros eternos que dicen que aquí el brazo argentino triunfó: aquí el fiero opresor de la patria su cerviz orgullosa dobló”.

El presidente de facto Edelmiro Farrell, a través del Decreto 10.302, estableció la forma definitiva de su texto y de su ejecución musical que se ha mantenido hasta la actualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.