A fines de marzo, a través del Decreto 315/2020, se estableció una «asignación estímulo» de 5 mil pesos para los trabajadores del sistema de salud público, privado y de seguridad social. Este martes, en conferencia de prensa, la cartera de salud anunciará la extensión de la misma.

Los ministros de Salud, Ginés González García, y de Trabajo, Claudio Moroni, anunciarán este martes la extensión del bono de estimulación a los trabajadores de la salud. Se trata del bono de $ 5.000 que se estableció con el decreto 315, el 278 de marzo pasado.

La conferencia de prensa está prevista para las 11.

A través del decreto 315 del 27 de marzo, el Gobierno nacional estableció el pago de un bono de $ 5.000 para los meses de abril, mayo, junio y julio para «trabajadores de la salud, profesionales y técnicos, auxiliares, ayudantes y a toda persona expuesta y abocada a controlar la pandemia provocada por el COVID-19».

Se trata de un bono estímulo, de carácter no remunerativo, cuyo total ronda los 20 mil pesos, abonado en cuatro pagos mensuales e  incluye pasantías y residencias.

En marzo de este año el Gobierno consideró «necesaria» la adopción de medidas que «estimulen» la labor de quienes deben prestar servicios en centros asistenciales de salud en el sector público, privado y de la seguridad social.

¿Quiénes cobran el bono de Salud?

AFIP verificará los datos de los trabajadores sanitarios para que puedan cobrar el bono, mientras que el proceso será controlado por la UDAI y la SIGEN.

El pago se hará a través de la Anses, bajo la gestión del Ministerio de Salud.

Involucra a «trabajadores de la salud, profesionales y técnicos, auxiliares, ayudantes y a toda persona expuesta y abocada a controlar la pandemia provocada por el Covid-19»

También Incluye a trabajadores de establecimientos de salud con internación, tanto públicos como privados.

A su vez, se suman a la nómina del beneficio a «trabajadores de la seguridad social, de los sistemas de atención de emergencia extra-hospitalaria; los de laboratorios de análisis clínicos y los establecimientos y/o residencias de la tercera edad» o geriátricos.

Cada establecimiento deberá precisar como declaración jurada la nómina de sus trabajadores beneficiarios de la asignación estímulo bajo pena de sanciones penales, civiles o administrativas si la información se revelase falsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *