En una entrevista con Teleshow, la actriz señaló que se considera una “luchadora” por trabajar en el espectáculo desde los 18 años y formar una familia, a pesar de los prejuicios. Además habló de su militancia y de la importancia de que se aplique la ley de cupo laboral trans.

Flor de la V contó por qué dejó de usar "de la Vega", su primer apellido  artístico - LA NACION

—¿Te considerás una referente para las mujeres trans?

—No sé si una referente, pero sí una luchadora. Hablo desde mi absoluto lugar de privilegio. Les digo a algunas amigas que soy criada en cautiverio porque tuve la posibilidad de trabajar desde muy chica: debuté en el espectáculo cuando tenía 18 años. Entonces hay muchas cosas que no me tocaron atravesar como les pasó a muchas compañeras, a las que lamentablemente la vida les pegó muy duro, porque fueron años difíciles. En plena democracia nos cazaban como si fuéramos animales. Ahora estamos trabajando para la reparación histórica: para que se aplique el cupo laboral trans. Creo que una travesti en un empleo formal siempre les va a dar alegría (a sus eventuales colegas de trabajo). Siempre va a dar algo maravilloso porque las travestis somos estupendas.

Mariana Genesio y Florencia de la V

Días después de esta entrevista, en el Senado se convirtió en Ley el proyecto de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero, que garantiza que al menos 1 por ciento de los cargos de personal en el Estado debe ser ocupado por integrantes de esa comunidad. Flor estuvo en la votación, y festejó con lágrimas esta nueva norma. “Estoy emocionada porque les da la posibilidad de adquirir por primera vez en la vida un trabajo formal, vacaciones, acceso a la salud, poder continuar o terminar los estudios primarios, secundarios y terciarios”, dijo en un video que publicó en las redes.

Luego, la artista compartió varias imágenes de esa jornada histórica y contó la alegría que sintió junto a sus compañeras: “Un logro más para nuestra sociedad y la democracia. El gran esfuerzo de las travas y las organizaciones sociales rindió sus frutos y esa cosecha estalló en el canto: ‘¡Al calabozo no volvemos más!’. Mientras cantábamos, gritábamos y nos abrazamos fuerte…”.

El 24 de junio, Flor de la V celebró con sus compañeras la aprobación de la ley en el Senado
El 24 de junio, Flor de la V celebró con sus compañeras la aprobación de la ley en el Senado
La maternidad y la militancia

—En la Argentina fuiste una de las primeras travestis que se casó y tuvo hijos. Hace poco Mariana Genesio Peña dijo que estaba planificando ser mamá con una amiga. ¿Qué pensás?

—¡Lo celebro, me encanta! Hemos demostrado que se terminó la familia tipo. No existe más. Ahora hay tipos de familia que son diversas: papá-mamá, mamá-papá, papá-papá, mamá travesti, mamá trans, papá trans… En algún momento se cuestionaba nuestras maternidades, si podíamos ejercer ese rol tan maravilloso que tiene que ver con el maternar. Había muchísimo prejuicio por estas estructuras binarias, patriarcales, que excluyen la diversidad y las disidencias. Estamos trabajando para demostrarle a todo el mundo que somos personas que tenemos los mismos derechos. Simplemente eso, ni más ni menos: los mismos derechos.

Mariana Genesio y Florencia de la V
Mariana Genesio y Florencia de la V
—¿Qué consejos le darías a Mariana?

—Que siga su corazón. El corazón te guía: es lo más importante que pueda tener el ser humano. El corazón es lo que puede mover el mundo; el amor. Como decía nuestra querida Lohana Berkins: “El amor que nos es negado tiene que ser lo que nos dé impulso para cambiar al mundo”.

—¿Tus hijos, cómo están?

—Están muy bien. Estamos con el papá, conteniéndolos, porque fue muy difícil al principio: obviamente, lo presencial de las clases es esencial para ellos. Es importante para su psiquis, es importante para hacer amigos. Todos esos momentos maravillosos que tiene el colegio los extrañaron muchísimo y ahora están volviendo de a poco, disfrutando.

Florencia, con su pareja y sus dos hijos
Florencia, con su pareja y sus dos hijos
—Sos actriz, comediante, vedette y mamá. ¿Te animarías a tener un cargo político?

—No sé si me animaría… La verdad es que no lo he pensado. Estoy trabajando con diferentes organizaciones de derechos humanos. La verdad es que lo disfruto, trato de aportar mi granito de arena. Como mamá hay muchas cosas que me preocupan, muchas cosas que me inquietan, muchas cosas que hoy por hoy me dan alegría como (la ley) del cupo laboral trans, que es tan importante, la igualdad para una sociedad para todas las ciudadanas y ciudadanos. Desde ese lugar, me parece que la política sirve para transformar, sirve para cambiar vidas, para mejorar un país. Entonces, si así tiene que ser, será…

—¿Alguna vez te ofrecieron algún puesto o cargo?

—Hace bastante tiempo, sí… Antes sentía que la política o la militancia era para otro tipo de personas. No sé por qué, creía que no estaba capacitada. Después me di cuenta de que tengo muchísimo para decir, muchísimo por qué luchar, sobre todo siendo una mamá travesti que tiene que enfrentarse constantemente a muchos prejuicios, a muchos estereotipos que queremos derribar. Por eso estamos luchando, para que la ESI (Educación Sexual Integral) se aplique en todas las escuelas. Es una ley nacional que a pesar de que es obligatoria, no se aplica. Estamos trabajando para que se implemente, para que haya más justicia social, para que haya más diversidad. Estamos trabajando siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *