La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal dio lugar al pedido de la vicepresidenta Cristina Kirchner de iniciar un peritaje sobre los servidores de Google. Esta plataforma había publicado una expresión difamatoria asociada a la ex jefa de Estado.

El fallo de segunda instancia rechazó la apelación de Google,  en la que sostenía que tal peritaje violaba el secreto comercial.  La Cámara desestimó la apelación de la plataforma de búsqueda al advertir que la medida de prueba había sido autorizada por el juzgado Civil y Comercial Federal Nº7, por lo que se impone «la inapelabilidad de las resoluciones del juez sobre producción, denegación y sustanciación de las pruebas», indicaron los camaristas Alfredo Gusman, Eduardo Gottardi y Ricardo Recondo en una resolución de apenas tres carillas. 

El juez Javier Terrero había dado lugar al pedido de «prueba anticipada» solicitado por el abogado de la vicepresidenta, Carlos Beraldi, para proteger la información almacenada en los servidores de Google asociada al nombre «Cristina Fernández de Kirchner» y «Cristina Kirchner» desde el 17 de mayo –día de aparición de la expresión difamatoria– hasta el día del peritaje para garantizar que no se alterara ninguna información que se hubiera elaborado con el único fin de dañarla.

Cristina Fernández de Kirchner presentó una demanda el 6 de agosto a raíz de una nota publicada en la versión digital del diario Clarín en la que se dio a conocer que dentro del «panel de conocimiento» de la página de inicio del buscador la figura de la vicepresidenta aparecía con su cargo institucional modificado «de forma maliciosa y difamante», como definió la denuncia, bajo la leyenda de «Ladrona de la Nación».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *