En mayo de 1998, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estableció por ley “la fecha del 16 de septiembre, en conmemoración a ‘La Noche de los Lápices’, como ‘Día de los Derechos del Estudiante Secundario’.”

A finales de los ’60, la Universidad Nacional de La Plata y sus colegios secundarios comenzaron el proceso de legitimación por sus centros de enérgica actividad política, en donde se vislumbraba una comprometida participación de docentes y estudiantes que comprendían la órbita revolucionaria del peronismo.

Los grupos de tareas de las Fuerzas Armadas y de la Policía ya habían invadido las calles con sus armas y para reprimir semejante emergencia contestataria, recurrían a métodos que involucraban las desapariciones de estudiantes, docentes y trabajadores.

Así es como el 9 y el 21 de septiembre de 1976, los grupos de tareas secuestraron a diez estudiantes de colegios secundarios de ciudad (militantes de la UES y de la Juventud Guevarista), en el marco de un episodio que quedó grabada en la memoria colectiva como «La noche de los lápices».

Los estudiantes fueron conducidos al centro clandestino de detención «Arana», donde se los torturó durante semanas, para luego ser trasladados al Pozo de Banfield.

Los secuestrados tenían entre 16 y 18 años y eran considerados «delincuentes subversivos» por su actividad política y por su insistente lucha por la creación de una boleto estudiantil secundario. María Claudia Falcone, María Clara Ciochini, Horacio Ungaro, Claudio de Acha, Daniel Racero y Francisco Muntaner continúan desaparecidos, mientras que Emilce Moler, Pablo Díaz, Gustavo Calotti y Patricia Miranda fueron finalmente «blanqueados» por la dictadura y quedaron a disposición del PEN, como la dictadura catalogaba a los presos políticos sin proceso.

Según la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), “los adolescentes secuestrados habrían sido eliminados después de padecer tormentos en distintos centros clandestinos de detención, entre los que se encontraban: Arana, Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes, Jefatura de Policía de la Provincia de Buenos Aires y las Comisarías 5ª, 8ª y 9ª de La Plata y 3ª de Valentín Alsina, en Lanús, y el Polígono de Tiro de la Jefatura de la Provincia de Buenos Aires”.

En mayo de 1998, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estableció por ley “la fecha del 16 de septiembre, en conmemoración a ‘La Noche de los Lápices’, como ‘Día de los Derechos del Estudiante Secundario’.”

Este miércoles a las 15 se conmemorará la sangrienta noche en el ex pozo de Banfield. Se transmitirá un acto homenaje a través del canal de Youtube de la Subsecretaría de Derechos Humanos: Derechos Humanos PBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *