El Banco Mundial elaboró un informe sobre deuda internacional que arroja que la Argentina es uno de los diez principales países deudores del mundo emergente y que ocupa ese lugar a pesar de no haber aumentado su pasivo en los mercados internacionales desde 2019, luego de la salida del poder de Mauricio Macri y Juntos por el Cambio.

El ranking fue diseñado por el BM e integra el informe, presentado este lunes, sobre deuda internacional 2022. Al respecto del sobreendeudamiento, el presidente del organismo, David Malpass, pidió “un plan integral”.

El resto de los países que integran el listado con los mayores stocks de deuda externa para finales de 2020 son Brasil, China, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía, según NA. El informe fue presentado en el marco de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

El BM indicó que las economías de todo el mundo se enfrentan a un “desafío de enormes proporciones debido a los niveles de deuda elevados y en rápido aumento”.

Ante ese panorama, Malpass advirtió: “Necesitamos un enfoque integral del problema de la deuda, en el que se contemplen la reducción del endeudamiento, una reestructuración más rápida y una mayor transparencia”.

La acumulación de deuda se mantuvo más baja para países de América Latina y el Caribe, pero promedió 8,4% para Argentina, Brasil y México, indicó el BM. El informe sobre deuda internacional 2022 también remarca que Argentina y Ecuador completaron con éxito canjes de bonos en 2020.

Por otra parte, el trabajo no sólo deja claro que el endeudamiento externo fue aumentado por el macrismo, discusión que Juntos por el Cambio intentó torcer hace meses, sino que además precisa que esa misma gestión detuvo la llegada de inversiones a la Argentina.

El informe señala que en el caso argentino la entrada de Inversión Extranjera Directa (IED) siguió en la trayectoria a la baja iniciada en 2018. Ese indicador clave cayó 42% en 2020, con la crisis por la pandemia que modificó los modelos de negocio en todo el planeta, a apenas 3.800 millones de dólares, de acuerdo con los datos del organismo.

El informe consignó que “el desafiante entorno económico y el cierre prolongado de la industria tuvo un impacto adverso en la IED, con nueva inversión cayendo 45%, mientras que las ganancias reinvertidas bajaron 22%”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *