“El rol del radicalismo no tiene que ser otro que el de asumir la conducción política de la oposición”, dijo con contundencia el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, quien no cree que “sea necesario continuar dentro de Juntos por el Cambio porque se ha desfigurado en los últimos años sometido a los mandatos del PRO, perdiendo visibilidad y protagonismo”.

A su entender, “apenas sus dirigentes empezaron a aparecer como figuras importantes, el radicalismo recuperó presencia y hay que seguir en esta línea”. En este sentido, valoró las candidaturas de varios dirigentes. “Si en ese camino hay una coalición, habrá que establecer un acuerdo programático, pero no como lo estableció el PRO.  Hay que establecer cuáles son las ideas fuerza para ver como salimos de esta crisis espantosa”, sostuvo.

Consultado sobre la dinámica de fuerzas que abogan dentro de la alianza opositora ante el nuevo factor que constituyen los libertarios, señaló:  “Con los libertarios no voy ni a la esquina. “Raúl Alfonsín dijo que el limite era Macri y yo no puedo trasponer ese límite a los libertarios”, recordó.

Y sobre el macrismo dijo: “El PRO tiene vocación de unirse con los libertarios y ellos tienen una filosofía política que me asusta. Son autoritarios y de sujetos de la libertad tienen muy poco”.

“Yo dije: “Juntos por el Cambio debe terminar con el anti-peronismo”. No me parece constructivo hacer una división tan tajante de la sociedad argentina cuando un 30 y 40 por ciento de la Argentina es peronista”, señaló Sappia al remarcar la necesidad de terminar con el anti-peronismo.

El dirigente radical remarcó que “hay que tratar de que esa gente se incorpore a un proceso de consenso democrático, o por lo menos no tratar de destruirlo porque no se puede destruir lo que existe con legitimidad”.

“Peronismo y radicalismo son partidos de dos raíces populares. Hacer anti-peronismo me parece una actitud gorila insostenible”, sostuvo.

Para Sappia, “hay un avance del gorilaje en algunos personajes”. “No tengo ninguna duda de que en el triunfo de Juntos por el Cambio hay mucho de ello. Y en la enorme cantidad de votos que sacó Juntos por el Cambio en la provincia de Córdoba hay más todavía”, dijo el dirigente cordobés.

Por último, se refirió al ballotage que tendrán que dirimir Gabriel Boric y José Kast. “Me preocupa la ultra-derechización de la región y lo que está pasando en Chile. Un hombre que levanta la figura de Pinochet agravia al espíritu democrático de Latinoamérica. No se puede tolerar eso. A ningún buen argentino se le ocurriría levantar la figura de Videla”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *