Cada vez que hubo alguna marcha o expresión de ese tipo sin el distanciamiento requerido, eso tuvo impacto en la cantidad de contagios”, aseguró el jefe de gabinete de Axel Kicillof.


En la conferencia de prensa brindada este lunes, el funcionario -que estuvo acompañado por el ministro de Salud Daniel Gollán- se refirió a la situación de Tandil, que la semana pasada fue protagonista de una polémica al inaugurar su propio semáforo sanitario, alejado de las fases previstas por las autoridades bonaerenses.

Bianco planteó que esa decisión provocó en forma inmediata una duplicación de los casos de coronavirus y en virtud de la situación epidemiológica, decidieron que la ciudad célebre por sus salames y por la «Piedra movediza” retroceda de fase.

El intendente se puso creativo y estableció un sistema de fases propio, que es más permisivo y permite mayor circulación. El resultado fue inmediato. Del 5 al 11 de septiembre, Tandil tuvo 145 nuevos casos, el doble que la semana anterior. Dada esta situación y que se trata de un distrito con transmisión comunitaria, hemos decidido pasarlo a fase 3, que es la de aislamiento social obligatorio. Le pedimos nuevamente al intendente que cumpla la norma y deje de ponerse en creativo; en la anarquía no gana nadie”, desarrolló.

El intendente de Tandil es el radical Miguel Lunghi. No fue el único jefe comunal cuestionado en el informe de esta mañana. Los funcionarios apuntaron contra el platense Jorge Garro porque avanzó con la habilitación del autocine sin pedir autorización al gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *