El Banco Central anunció este martes la creación de un nuevo régimen cambiario, o de manera más simple, un “dólar soja” para que productores y empresas exportadoras comiencen a liquidar lo que queda de la cosecha y engrosar las reservas de la entidad.

Ahora, “se permitirá que los productores realicen un depósito a la vista en las entidades financieras con retribución diaria variable en función de la evolución del tipo de cambio A3500, conocido como Dólar Link, por hasta el 70% del valor de la venta de granos”, informó el BCRA.

Además, por el 30% restante se permitirá la Formación de Activos Externos, al valor del dólar oficial más el impuesto PAIS y las retenciones a cuenta que percibe la AFIP. A valor de hoy, podrían conseguir la moneda estadounidense a $226.

“Esta decisión del BCRA busca equilibrar a los productores agropecuarios con los beneficios que disponen los distintos sectores productivos”, destacó el comunicado oficial.

La noticia se conoció el mismo día en que el Ministro de Agricultura y Ganadería, Julián Domínguez exhortara a los productores y empresas a que liquiden sus tenencias porque “no va a haber devaluación ni tampoco baja de retenciones”.

El presidente Alberto Fernández había acusado la semana pasada a los productores agrícolas de estar reduciendo las ventas de soja por alrededor de US$ 20.000 millones, lo que generó las críticas del sector ruralista.

Por ejemplo, desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) dijeron que los productores “no retienen soja ni granos, simplemente escalonan ventas para financiar sus propios gastos a lo largo del año”.

Más allá de las declaraciones, lo cierto es que el BCRA debe acumular este año US$ 5.800 millones para cumplir con una de las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y está muy lejos de haberlo logrado, a pesar de que las exportaciones aumentaron a lo largo del primer semestre del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.