Patrulleros y agentes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires rodeó la residencia presidencial de Olivos en el mediodía de este miércoles 9 de septiembre, en medio del conflicto por el reclamo salarial de la fuerza que mantiene la protesta desde este lunes.

La protesta se desarrolla mientras el presidente Alberto Fernández participa de un acto en el partido bonaerense de Quilmes, en el sur del conurbano, y mientras el gobierno provincial de Axel Kicillof continua con las negociaciones para resolver el reclamo de la fuerza.

En la madrugada de este miércoles, una persona fue detenida frente a la Quinta de Olivos por arrojar una bomba molotov sobre la fachada del edificio, ubicado en el partido de Vicente López. El incidente ocurrió cerca de las las 6.30, cuando el agresor arrojó el explosivo casero hacia uno de los paredones de la residencia presidencial, sobre la calle Malaver 1350. No se registraron heridos ni daños de importancia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *