El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Saín, anunció este miércoles un plus de siete mil pesos mensual para todo el personal policial que cumpla tareas operativas y de patrullaje que se suma al 16% que acordaron los gremios estatales.

Además, se les brindará una Tarjeta Única Alimentaria de cuatro mil pesos mensuales también destinada al personal operativo «que llegará directamente al bolsillo de los y las policías», explicó Saín. Con esto, se busca eliminar los comedores en las dependencias policiales «que no funcionaban bien porque no llegaba el alimento al personal de calle o se comía mal que además insumía recursos humanos», explicó el funcionario.

«Nos sensibiliza los que está pasando con nuestros hermanos en la provincia de Buenos Aires y nosotros estábamos trabajando en ello», señaló Saín al respecto y reconoció que «estamos atentos a toda la situación durante todo este tiempo» al momento de presentar a quienes lo acompañaron durante la conferencia; Marcela Muñoz; jefa de la Unidad Regional 1 y el subjefe Ariel Zancochiaur: «somos solo equipo, compañeros de trabajo», aclaró el ministro.

El esquema que diseñó Saín apunta a mejoras sustanciales para aquellos agentes que hagan tareas operacionales lo cual significa que se desempeñen en calle en sus distintas modalidades como la prevención y el patrullaje, la investigación o en fuerzas especiales para alentar «a los policías que trabajan de policías», según las palabras de Saín diferenciando a los agentes que cumplen labores administrativas.

«Queremos ponderar las tareas operacionales y priorizar las jerarquías más bajas, los que menos ganan», advirtió el ministro quien señaló una disparidad en los plus no remunerativos entre los distintos servicios policiales de los cuales algunos eran muy poco favorecidos, como los encargados del orden público y para el personal de comisaría.

El complemento de 7 mil pesos alcanzará a 10.500 agentes, casi la mitad de la dotación de la institución, e insumirá una inversión mensual de 74 millones de pesos. A su vez, esta semana se dará a publicidad el nuevo reglamento que regula las horas extras (OSPE que pasarán a llamarse OSESP -Ordenes de Servicio Extraordinario de Seguridad y Prevención con un aumento del 30% mientras que las horas de adicionales se habían aumentado un 180% en enero pasado.

Por otro lado, Saín recordó que el pasado 24 de junio, a través del Decreto 560/20, se creó la Asignación por Ejercicio de Cargo Complejo para los puestos superiores de la fuerza que promedia un plus de 70 mil pesos mensuales para los jefes de la Policía, de la Agencia de Control Policial y Agencia de Investigación Criminal.

En el mismo sentido, a fines de agosto ya se había determinado a través de otro decreto, el 931/20, una Asignación Especial de 12 mil pesos mensuales para la Policía de Acción Táctica y la Dirección General de Seguridad Rural quienes deben cumplir con un desempeño más riguroso, deben cubrir grandes distancias y con jornadas extendidas, explicó el ministro.

«Nosotros recibimos una policía con una escala salarial muy baja que obliga a que los agentes tengan que tener un doble empleo. Por ello hemos elaborado un proyecto de ley de Bienestar Policial para que nuestros compañeros y compañeras trabajen exclusivamente de policías», afirmó Saín.

Según el proyecto que se estará presentando en breve en la Legislatura para su tratamiento, contempla un programa integral de bienestar policial que aborda distintas áreas; una de medicina laboral orientada a prevención de enfermedades profesionales y en calidad de salud y trabajar el ausentismo que es un tema grave en la fuerza. Saín no descartó que se pueda terciarizar el servicio si es necesario.

 Nosotros recibimos una policía con una escala salarial muy baja que obliga a que los agentes tengan que tener un doble empleo. Por ello hemos elaborado un proyecto de ley de Bienestar Policial para que nuestros compañeros y compañeras trabajen exclusivamente de policías 

Por otro lado, un Programa de Higiene y Seguridad Laboral que evalúe e identifique factores de riesgos para evitar que se conviertan en problemas concretos; un servicio de seguimiento de hechos traumáticos producidos en ejercicio de funciones; además de un programa de prevención del suicidio que en los últimos años se registraron 30 casos.

Como la sindicalización policial está prohibida por la Corte Suprema de Justicia, Saín anticipó la creación de una Comisión de Bienestar Policial con representantes de la fuerza para que haya un diálogo directo con el Ministerio de Seguridad que pueda funcionar como «una suerte de paritaria policial», dijo.

Asimismo, Saín diseñó la Defensoría del Policía, una especia de ombudsman policial que implementó en su paso por la Policía de Seguridad Aeroportuaria cuando Aníbal Fernández era ministro del área y «fue una experiencia muy interesante para la defensa de los derechos laborales y humanos de los compañeros y compañeras policías», explicó.

Por último, anunció una inversión de casi 3 mil millones de pesos en equipamiento policial, elementos de protección y movilidad: queremos acompañar con todos los recursos necesarios según nuestras posibilidades, sostuvo el ministro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *