El empleo privado en blanco acumuló así una suba de 1,6%, mientras la industria mejoró en mayo 30,2% respecto a mayo 2020 y la construcción trepó 70,9% durante el mismo período. El Gobierno estudia mecanismos para mantener las jubilaciones por encima de la inflación.

Walter Darío Valdéz Lettieri

Lenta pero sostenidamente, la actividad económica en la República Argentina comienza a recuperar ritmo tras más de un año de pandemia. Según datos de INDEC, si bien la actividad industrial cayó en mayo 5% respecto a mayo 2020 y la construcción retrocedió 3% durante el mismo período, ambos items mostraron fuertes mejoras en la comparación interanual del 30,2% y 70,9%, respectivamente.

Dicho crecimiento es una muy buena noticia, especialmente por la recuperación de puestos de trabajo privados registrados, perdidos en 2020 a causa de la pandemia. De hecho en el Palacio de Hacienda se celebró hoy que la actividad de la construcción ya se encuentra 13,5% por encima del nivel pre-Covid (feb-20, serie sin estacionalidad).

Sobre la evolución de la actividad industrial en el país, el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas explicó “comparando contra mayo de 2019 se observa una baja del 3,9%. Vale tener en cuenta que parte de la baja de mayo de 2021 se explica porque tuvo 3 días hábiles menos que mayo de 2019. La otra parte de la baja se debe a los efectos de la segunda ola, que generó mayores contagios (lo que implicó suspensiones de turnos) y falta de insumos como, por ejemplo, oxígeno (que se redireccionó prioritariamente a hospitales) A ello se agregaron las restricciones de la última semana de mayo, que fueron muy eficaces y necesarias para frenar la suba de contagios y permitir una mayor normalidad en junio.”

Durante la reunión de Gabinete económico realizada hoy en Casa Rosada, se confirmó además que durante junio 31.527 empresas recibirán la prestación del salario complementario para poder afrontar el pago de los salarios de 486.670 mil trabajadores. La inversión pública estimada para estos pagos asciende a casi $ 9 mil millones.

Por su parte, el empleo asalariado registrado del sector privado creció por sexto mes consecutivo y acumula una variación positiva de 1,6% entre octubre de 2020 y abril de 2021. Pese a la contracción del nivel de empleo privado registrado del 0,2% en mayo, debido a las restricciones impuestas por la segunda ola, las expectativas de las empresas con respecto a la contratación de personal para los próximos tres meses resultaron positivas (1,6%), acumulando el cuarto mes consecutivo con este comportamiento.

En la reunión también se analizó la marcha de las negociaciones paritarias. En tal sentido, Moroni remarcó: “El objetivo básico de nuestra política económica es que los salarios le ganen a la inflación y la herramienta que permite cumplir con este objetivo es la negociación paritaria. En las paritarias privadas, estamos incentivando la reapertura cuando lo acordado empieza a perder respecto del índice de inflación. Hay que tener en cuenta que las negociaciones paritarias no siempre coinciden con el año calendario, por lo tanto, en algunas negociaciones esta situación ya ha sido contemplada” y añadió que, durante el mes de agosto se reabrirán, entre otras, “las paritarias referidas al sector público para que allí también se pueda aplicar el mismo parámetro que se está utilizando en el caso de las paritarias privadas”.

La misma lógica se aplica a la discusión en torno al Salario Mínimo, Vital y Móvil. En este sentido, el titular de la cartera laboral explicó: “es la primera vez que el acuerdo por el salario mínimo prevé una cláusula de revisión” y agregó “se había fijado un aumento del 35 por ciento, con distintas etapas y lo que decidimos es adelantar los aumentos. El salario mínimo va a estar por encima de la inflación porque adelantamos el incremento pautado del 35% y en el mes de octubre volveremos a convocar a una revisión”. Se trata de una decisión con impacto por el rol del Salario Mínimo, Vital y Móvil como salario de referencia y, también, por su impacto sobre la economía popular.

El ministro de Trabajo aseguró además que el Gobierno estudia mecanismos para mantener las jubilaciones por encima de la inflación. “La conducta constante de este Gobierno respecto de los jubilados, sobre todo de los que están en los haberes más bajos, ha sido siempre ponerlos por encima de la inflación”, dijo Moroni y enfatizó que está en “evaluación” el mecanismo que se utilizará para llevar adelante esa política.

Al finalizar su participación en la reunión de gabinete económico que se desarrolló este miércoles al mediodía en el Salón de los Científicos de la Rosada, Moroni dijo a la prensa que “hay diversos mecanismos que se están evaluando entre Economía, Anses y Trabajo” para que los haberes previsionales no queden rezagados respecto a la inflación.

Del encuentro participaron el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz y el secretario de Política Económica, Fernando Morra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *