A días de que cierre agosto, este lunes se comunicó un nuevo acuerdo de actualización de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares. Luego de no haber tenido modificaciones desde junio último, el aumento se aplicará en cuatro tramos.

El primero de ellos arranca este mes, con un incremento del 9%. Le seguirá un aumento del 8,2% en septiembre respecto de agosto (es un salto de 18% vs junio); del 7,6% en octubre respecto de septiembre; y otro 7% en noviembre. De esta manera, entre junio y noviembre la suba será del 36%.

Así, en el caso de las empleadas de la quinta categoría en la modalidad con retiro (el segmento mayoritario del sector), en el último mes cobraron $44.517,50. Con el nuevo aumento, por lo trabajado en el mes de agosto pasarían a tener en mano $48.524. En septiembre, la suma sube a $52.531, para luego escalar a $56.537 en octubre, y, finalmente, en noviembre cerraría en $60.544.

“Las demás categorías recibirán incrementos en igual proporción. Durante el mes de noviembre se llevará a cabo una nueva revisión”, informó la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares, luego de la reunión que se realizó hoy entre organizaciones gremiales y las cámaras empresariales.

Las negociaciones se realizaron después de que el Gobierno haya oficializado el viernes pasado, mediante el Boletín Oficial, la suba del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) del 21%, que se aplicará en tres tramos entre septiembre, octubre y noviembre, y llegará a los $57.900 a fin de año.

Las últimas paritarias del sector se habían realizado en abril, cuando se acordó que los salarios del servicio doméstico aumentarían un 30% en tres tramos. El primero, del 6% en abril; seguido por un 9% en mayo y otro 15% en junio.

Según el acuerdo, las escalas salariales quedarán de la siguiente manera:
Para los supervisores, categoría que hace referencia a quienes se encargan de coordinar y controlar la tareas efectuadas por dos o más personas a su cargo, de acuerdo con la escala salarial de junio actualmente cobran $54.612,50 con retiro y $60.832 sin retiro.

Siguiente con el ejemplo anterior, en el caso de supervisores con retiro, con el 9% de aumento de agosto, pasarían a ganar unos $59.527,6, y en noviembre, $74.273. En cambio, para los supervisores sin retiro, el salario escalaría este mes a $66.306,9 y a $82.731 en noviembre.

Los mismos aumentos se dan para el persona para tareas específicas, categoría que engloba a cocineros contratados en forma exclusiva para desempeñar dicho labor, y otras tareas del hogar que requieran “especial idoneidad del personal” para poder llevarlas a cabo. En junio el piso subió a $50.738 con retiro y $56.480 sin retiro. Para septiembre, se actualizarán a $55.304 y $61.563, respectivamente.

Para los caseros, quienes prestan tareas inherentes al cuidado general y preservación de una vivienda en donde habita con motivo del contrato de trabajo, el mes pasado recibieron $49.503 en ambas categorías (con y sin retiro). En agosto, será de $53.958.

En el cuidado de personas, que comprende la asistencia y cuidado no terapéutico de personas (algunos casos pueden ser personas con discapacidad, enfermas, niños o adolescentes, o adultos mayores), los montos eran de $49.503 con retiro y $55.166 sin retiro. Ahora, en agosto serán de $$53.958 y $60.130,9, respectivamente.

A estos montos, se le agrega el adicional por antigüedad, que equivale al uno por ciento por cada año en el que se mantuvo la relación laboral. Este adicional se abona mensualmente desde el 1 de septiembre de 2021, y el tiempo de servicio se empieza a computar a partir del 1° de septiembre del año 2020, sin efecto retroactivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.