El Gobierno, a través de la directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, le reclamó a la provincia de Córdoba mayores controles para evitar la dispersión de la variante Delta del Coronavirus.

La versión del virus altamente contagiosa llegó al país por medio de un hombre de 62 años, oriundo de la provincia mediterránea, que no respetó el aislamiento correspondiente y ocasionó al menos 17 nuevos positivos.

Por eso, Carignano, dijo en FM Delta que “estos casos no ayudan para nada. La responsabilidad individual falló. Quizás algún control más estricto del Estado hubiera sido bueno”.

En este marco, recordó que tanto Alberto Fernández como Santiago Cafiero pidieron a los gobiernos provinciales controles estrictos y hacer cumplir en hoteles las medidas destinadas al aislamiento de los viajeros, y no en los domicilios como lo hace Córdoba.

Y señaló que “estamos convencidos que el modelo hoteles que instrumentaron Canadá y Gran Bretaña era el que había que seguir”. Al respecto agregó que “en el modelo hoteles no hay manera de que no se cumpla con la cuarentena”, y que aún cuando tiene un costo mayor por su logística, “era el modelo a elegir, como lo están haciendo en las provincias de Buenos Aires y San Juan”.

Acto seguido, comentó que “nos cansamos de decirle a la gente que no se confíe, que no es suficiente venir con un PCR, que no es suficiente con el test de antígenos que se hacen en Ezeiza” sino que se debe cumplir con el aislamiento y el hisopado de rigor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *