Bolsonaro y Lacalle Pou, que impulsan una flexibilización del bloque comercial, ahora se enfrentan por el avance uruguayo con los chinos.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, expresó su decepción por la falta de acuerdo en torno a los aranceles, que en su opinión es una medida que “beneficiará a todos” los “sectores productivos” del bloque.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó hoy que “el Mercosur es siempre inestable, tiene sus pros y sus contras” y apuntó contra Lacalle Pou: “Uruguay quiere comprar todo lo que viene de China directamente, independientemente de la cláusula de barrera”.

La vinculación de Uruguay por afuera del Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur “es un problema que estamos enfrentando”, dijo Bolsonaro a Radio Sarandí del estado sureño de Río Grande do Sul.

El presidente de Uruguayo Luis Lacalle Pou, impulsa un tratado de comercio con China, con algunos productos que pagarían un diferencial por debajo del Arancel Externo Común (AEC) que rige en el Mercosur.

Uruguay se opuso a firmar el párrafo de la declaración final del bloque del 17 de diciembre que se refería al acuerdo entre Brasil, Argentina y Paraguay para reducir el 10 % el AEC de una serie de productos.

Lacalle Pou defiende anular la exigencia de consenso en el bloque para que individualmente cada país miembro del Mercosur pueda firmar tratados comerciales.

Bolsonaro recordó que su posición histórica es que Brasil, sin la normativa de obligatoriedad de consenso del Mercosur, tendría mayor éxito en el comercio mundial, pero que eso es una posición personal y no institucional.

“Yo particularmente entiendo que un Brasil libre podría ser mejor para nosotros, pero respetamos los acuerdos que se han hecho en el pasado”, sostuvo el jefe del Estado.

La presidencia semestral del Mercosur se encuentra a cargo de Paraguay y en el segundo semestre pasará a Uruguay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.