Cristina Kirchner contratacó las acusaciones del fiscal Diego Luciani, quien avanza en los alegatos de la causa por las rutas de Santa Cruz y mostró fotos donde se muestra jugando en la quinta de Macri.

La vicepresidenta denunció que Luciani y el presidente del tribunal que actúa en el caso, Rodrigo Giménez Uriburu, se divertían jugando en el mismo equipo de fútbol nada menos que en la quinta Los Abrojos, cuando Mauricio Macri era presidente de la Nación.

“He instruido a mi abogado para que mañana a primera hora recuse a los jugadores de fútbol. El Poder Judicial argentino apesta”, escribió Cristina este domingo en las redes sociales.

En las fotos también aparece Roby Martínez, cuñado de Horacio Rodríguez Larreta, uno de los candidatos a la presidencia por la coalición opositora. “Pensar que me armaron una causa porque decían que un día lo habían visto al Juez Cassanello en Olivos”, escribió la vicepresidenta en las redes.

Cristina también señala en esas fotos al intendente de San Miguel, Jaime Méndez. El sábado, Macri estuvo en una recorrida por ese distrito del Conurbano controlado por Joaquín De la Torre.

Las fotos fueron adelantadas este domingo por Página/12 y según destaca el artículo, siempre se trata del mismo equipo de fútbol aunque algunas fotografías fueron tomadas en Los Abrojos y otras en San Isidro. El equipo se llama Liverpool y -según destaca la vicepresidenta- también lo integra el juez de la Cámara Federal, Mariano Llorens, que no aparece en los registros.

En agosto de 2019, a pesar de la gravísima crisis económica y cambiaria que provocó la renuncia de Nicolás Dujovne y la llegada al ministerio de Economía de Hernán Lacunza, Macri no suspendió el campeonato de fútbol para mayores de 42 de ese domingo.

Los medios consignan que en la casona de Los Abrojos el mandatario se reunía con funcionarios, mientras que en la cancha, Liverpool mantenía el primer puesto torneo. El periodismo menciona en las crónicas que Macri no perdió la sonrisa porque su equipo se mantuvo a dos puntos de Liverpool.

Con todo, el pedido de recusación de la vicepresidenta sobre el fiscal y el presidente del Tribunal llega sobre el final de las jornadas de alegatos del juicio por supuesta corrupción en la obra pública de Santa Cruz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.