Un grupo de legisladores nacionales viajó durante la madrugada de este sábado a Bolivia invitados por la presidencia del Senado. La comitiva hizo trasbordo en Cochabamba normalmente pero al llegar a La Paz, el diputado Federico Fagioli fue demorado por la policía por la noche y puesto en libertad esta mañana.

Los diputados del oficialismo aseguran haber tramitado “su certificado como veedores de acompañamiento electoral internacional” tal cual suele hacerse y contaban con toda la documentación migratoria en regla, pero fueron retenidos al llegar a La Paz. “Nos garantizaron que todos los veedores internacionales iban a poder ingresar para garantizar una elección limpia pero parece que no”, dijo el diputado Leandro Groso en el aeropuerto de la capital.

“El diputado nacional Federico Fagioli fue detenido ilegalmente y no hay garantías sobre la seguridad de la delegación argentina”, denunció en un comunicado el bloque oficialista y exigió “a la dictadura de Jeanine Añez la inmediata liberación del diputado Fagioli, que garantice la seguridad de los integrantes de la delegación y que permita que realicen la tarea de verificación electoral para la que fueron invitados”.

El presidente Alberto Fernández se sumó al reclamo y pidió en sus redes por la liberación de los representantes argentinos. “Legisladores argentinos fueron maltratados al llegar a La Paz para cumplir con sus tareas de veedores de las elecciones del próximo domingo. Es directa responsabilidad del gobierno de facto de Bolivia preservar la integridad de la delegación argentina”, dijo el mandatario.

Las elecciones presidenciales están estipuladas para este domingo, la función de los veedores internacionales es la de participar en la apertura del acto electoral en los distintos sitios de votación, recorrer centros de votación y estar presentes para el cierre de los comicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *