El presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, reconoció que imagina su futuro dentro de la política argentina. «Alberto Fernández dobla demasiado a la izquierda; tendría que ir más por el centro», manifestó.

Foto: Sergio Piemonte (Diario Perfil)

Tal como venía contando Doble Amarilla, el dirigente millonario venía coqueteando públicamente con varios sectores políticos. Y es que todavía sigue analizando una eventual candidatura durante este año. Aunque también descartó tomarse licencia en el club para llevar adelante una campaña proselitista.

En una entrevista con Diario Perfil, realizada por Jorge Fontevecchia, fue consultado por las diferencias entre la gestión del fútbol y del país, y uno de los ejemplos fue el paso de Mauricio Macri por Boca y la presidencia. “Son mundos parecidos en lo que hace a la exposición. En el gobierno de Mauricio Macri la demora en tomar decisiones importantes llevó a que la situación macroeconómica no se fuera solucionando. Eso terminó siendo el problema más serio que tuvo”, expresó D’Onofrio.

En cuanto a título personal, se definió como una persona de “centro” y ligada a la “socialdemocracia”, destacando la parte política de Raúl Alfonsín y la articulación económica de Carlos Menem.

Si bien no habló de lanzarse específicamente para 2021, mira con buena proyección el 2023. “Voy a estar en aquel lugar donde haya un proyecto y un equipo que promueva esta idea de diálogo, de centro. En un país donde tengamos en cuenta la educación, que tenemos que generar trabajo y una macroeconomía ordenada, que tengamos en cuenta el medio ambiente es un tema clave”, expresó.

Sobre posibles candidatos, señaló positivamente a gente de Juntos por el Cambio, como los casos de Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Martín Lousteau. También mantuvo diálogos en este último tiempo con Emilio Monzó y Nicolás Massot.

Y en cuanto a la crítica al actual jefe de Estado, también agregó: “Nunca dejaría de escuchar a alguien que es presidente, si tengo el honor de que me convoque para algo. Pero tendría que conversar, saber para qué me convoca, qué proyecto tiene, qué quiere hacer para que uno se comprometa con él o con otro. Y debería convencerme”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *