La diputada nacional, María Eugenia Vidal, sostuvo que en el tema hay una intencionalidad política y se puso a disposición de la Justicia “para que investiguen el entrecruzamiento pedido por la fiscal”.

Vidal aseguró que detrás de la causa hay una intencionalidad política y que no tiene nada que ocultar
Vidal quedó cerca de quedar imputada en la causa que investiga la “Gestapo” sindical.

La diputada nacional y exgobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró que no tiene “nada que ocultar”, en medio de la investigación por la Causa “gestapo antisindical”, y agregó que detrás de todo esto hay una “clara intencionalidad política”.

Vidal aseguró que detrás de la causa hay una “intencionalidad política” y que “no tiene nada que ocultar”.

“Estoy a disposición de la Justicia para que investiguen el entrecruzamiento pedido por la fiscal. No hay nada que ocultar. Tengo clara la intencionalidad política de esta causa y la incompetencia del Juzgado en este tema”, declaró la referente de Juntos por el Cambio.

Vidal cruzó al presidente Alberto Fernández, sobre la imputación: “Era esperable que intentaran involucrarme en esta causa. Sabía que eso iba a suceder por los dichos del presidente y por el claro contenido político de la denuncia”.

La fiscal federal de La Plata, Ana Russo, solicitó un entrecruzamiento de llamadas entre Vidal y 15 imputados participes de la reunión llevada a cabo en la sede porteña del Banco Provincia el 15 de junio 2017, y que parte de su contenido se difundió en un video que grabó la AFI macrista.

Además la fiscal amplió la acusación sobre el intendente de La Plata, Julio Garro, en la causa en la que también está imputado al exministro de Trabajo de la gestión de Vidal, Marcelo Villegas. Russo reclama investigar “también a toda persona que resultare autor/a, coautor/a, cómplice, partícipe y/o instigador de los hechos” y que “pudieran ser identificados en el devenir de la instrucción”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.