La llegada de Sergio Massa supuso una catarata de movimientos dentro del Gabinete. Algunos pasaron a ocupar otros lugares dentro del elenco ministerial y otros debieron irse a su casa. El caso más paradigmático fue el de Julián Domínguez, quien dejó Agricultura, Ganadería y Pesca, cartera que fue absorvida por el superministerio creado con el desembarco del titular de la Cámara de Diputados.

Pero hubo uno que se viralizó en las últimas horas por un video que publicó el diario Esquiú. Su protagonista es el hombre al que reemplazará Silvina Batakis, la ministra que estuvo apenas 24 días en Economía: se trata de Eduardo Hecker, presidente del directorio del Banco Nación, que se enteró de su salida cuando participaba de un acto en Catamarca y en el preciso momento en que lo invitaron a hacer uso de la palabra.

LA CARA DE SORPRESA DE EDUARDO HECKER AL ENTERARSE QUE LO REEMPLAZABA BATAKIS
Hecker llegó a Catamarca para presentar la Tarjeta Minera Nación junto al gobernador provincial Raúl Jalil. Y, como era de esperarse, su discurso se vio plagado de palabras y otras referencias ligadas a su desvinculación de la institución financiera.

Segundos antes de subir al escenario, y según el video publicado por el medio antes mencionado, se puede apreciar cómo Hecker recibió la noticia de su remoción: mientras revisaba el teléfono, pareció ver algo que lo desconcertaba y frunció el ceño.

“Esto sí que no estaba previsto para mí. Simplemente unas palabras. Quiero agradecerle a Raúl [Jalil]. Siempre hemos tenido un recibimiento en la provincia que nos hizo sentir bien. También a los funcionarios que están aquí además de los empresarios”, dijo algo conmocionado y entre aplausos.

Luego trató de hacer un balance de su gestión: “Intenté cumplir con lo que pensé que tenía que ser la función pública y con cómo tiene que ser un banco, entre las responsabilidades que conlleva ejercer un trabajo profesional y político”.

En el final, algo molesto, expresó: “Estoy, la verdad… así son las cosas… el banco que hoy dejamos, o que me toca dejar a mí o que me deja a mí… en algunos de estos casilleros podría ubicarme… es un banco que está mucho mejor que el que nos tocó recibir”.

Y cerró con un mensaje para su sucesora: “La metáfora de lo que queremos hacer con el país es sumar y poner un ladrillo encima del otro. La modernización que se hizo es lo que el banco tiene que priorizar y seguir priorizando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.