Carrió reapareció públicamente y realizó algunas declaraciones que reavivaron la interna en Juntos por el Cambio, en particular respecto a la relación con Sergio Massa y que provocaron la reacción de Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales y Patricia Bullrich, entre otros.

“La asunción de Massa en el Ministerio de Economía salvó a Juntos por el Cambio”, afirmó la líder de la Coalición Cívica, quien apuntó al sector “panrepublicano”, donde ubicó a Mauricio Macri, Mario Negri y a Bullrich.

Además, durante el reportaje con LN +, cuestionó a Cristián Ritondo, al actual legislador y exministro del Interior Rogelio Frigerio, y al extitular de la Cámara de Diputados durante el gobierno anterior, Emilio Monzó.

“En el Gobierno de María Eugenia Vidal, la amistad y eventuales negocios entre Ritondo y Massa eran absolutos. Lo que vi en la Cámara, Massa con Monzó, que son íntimos amigos, jugando directamente con el massismo y ahora también es escandaloso”, manifestó.

“Había otro que estaba jugando, que siempre jugaron durante nuestro gobierno”, agregó respecto a la relación con el flamante funcionario. Para Carrió, dentro de la Coalición opositora existe un “neo PJ con Massa”, que convive con un “panrepublicanismo”.

“Lo de Frigerio con Massa, apoyando a todos los candidatos massistas en las provincias y denigrando a los candidatos de JxC en las elecciones presidenciales de 2019 lo vi yo y se lo dije a Macri”, arremetió el lunes en TN.

La presidenta del PRO no le dejó pasar las declaraciones y salió a responder. “Hacia delante, Juntos por el Cambio tiene que tener reglas decentes, tiene que estar conformada por decentes. No puede haber más negocios”, afirmó.

“Como presidenta del PRO no puedo ver con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas. Y esto sin mirar la propia y la de sus aliados. Basta, Carrió”, agregó Bullrich.

Pero el debate en torno a la figura de Massa no fue lo único que enardeció a Bullrich, es que la líder de la CC-ARI la excluyó a la hora de hablar de los liderazgos dentro de la coalición opositora.

“Macri y yo somos los líderes de Juntos por el Cambio, del Pro y la Coalición Cívica, que fuimos los que armamos. Y está el líder del radicalismo, que es el presidente del partido. Cada uno es líder de su espacio. Los que estamos de acuerdo, y en esto también estuvo de acuerdo Gerardo (por Morales), que estas son las reglas”, señaló.

Carrió también apuntó contra Facundo Manes: “Cuando fui a una fiesta de la Fundación Ineco, decía en los patrocinios Gobierno nacional y Banco Macro, que son los negocios de Salta, Corrientes, Misiones, Chaco, todo es Macro. Es un escándalo”.

Ante la repercusión por sus declaraciones, Carrió aclaró que la unidad de JxC no estaba en duda, aunque agregó un valor ético fundamental para que ellos siga ocurriendo. aprovechó para continuar con sus duros cuestionamientos.

“En el nombre de la unidad nacional, no hago más nada. La feliz unidad nacional va a ser sobre la base de la decencia”, tuiteó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.