El ministro de Economía y Finanzas de la Nación, Martín Guzmán, descartó que “la deuda en pesos” del país sea insostenible, y criticó fuertemente a la oposición, encabezada por Juntos por el Cambio, al considerar que quién lo diga “no tiene idea de lo que está hablando y no pasaría un examen básico de la facultad”.

En este sentido, el titular de Hacienda remarcó que “la idea de que hay un problema de sostenibilidad de la deuda pública en pesos es de una debilidad conceptual que alarma y que no encontraría eco en sectores serios de lo que es el análisis científico, académico”, en una entrevista concedida al diario La Capital de Rosario.

De este modo, detalló que “la tasa de interés real ha estado inclusive muy por debajo de la tasa de crecimiento de la economía y eso implicó que el ratio de deuda pública sobre producto haya transitado un camino de absoluta sostenibilidad”, por lo que criticó a los sectores de la oposición que alzaron su voz para cuestionarlo: “Quien diga que en Argentina la deuda pública denominada en pesos es insostenible realmente no tiene idea de lo que está hablando y no pasaría un examen básico en la facultad”, enfatizó.

Asimismo, indicó que los últimos anuncios de medidas apuntan a que “Argentina tenga un sendero de acumulación de reservas más veloz”, y explicó: “La política fiscal y la política monetaria juegan un rol auxiliar para ese objetivo. Y así tener un 2023 en el que el crecimiento con generación de empleo continúe y se pueda reducir la inflación”.

Además, el ministro descartó que la política de suba de tasas apunte a “enfriar la economía” y argumentó que “la tasa no ataca la inflación de forma directa”. “Ese mecanismo en la Argentina no existe porque el canal del crédito es muy débil. El mecanismo es que podamos tener acumulación de reservas, y eso es una condición necesaria para atacar la inflación”, aseguró.

Por otra parte, fue consultado sobre la inflación, y respondió que “es la principal problemática en el mundo”, ya que países donde no había “hoy tienen dos dígitos”. De esta manera, agregó: “Aquí se presenta una situación en la cual, si el camino para atacar la inflación es solamente suba de la tasa de interés, eso va a generar problemas porque las economías desaceleran. Y en un mundo donde la desigualdad ha crecido, a diferencia de la Argentina, eso generaría grandes problemas, sociales y de inestabilidad política y económica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.