El diputado nacional del Frente de Todos, Máximo Kirchner, defendió al ministro de Economía Sergio Masa y aseguró que “está tratando de reacomodar el desastre que dejó (Martín) Guzmán”.

El exjefe del bloque oficialista brindó una entrevista a El Destape Radio y dio algunas definiciones de actualidad política, principalmente centradas en la defensa del Frente de Todos a la figura de Cristina Fernández de Kirchner y el enfrentamiento que se dio en Juncal y Uruguay con la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, una de las declaraciones más llamativas fue el fuerte respaldo del hijo de la vicepresidenta al actual ministro de Economía, con quien mantuvo un buen vínculo en la Cámara de Diputados y que en algún momento se enfrío por las visiones contrapuestas por el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Queremos debatir cómo salimos de lo que dejó (Mauricio) Macri. No hay soluciones mágicas ni buscar suprimir a otra fuerza política. La falta constante de argumentos es querer suprimir”, fue una de las primeras definiciones que dio Máximo, cargando contra la gestión anterior.

En ese marco, el diputado defendió a Massa y dijo que está tratando de “reacomodar” el acuerdo de Facilidades Extendidas que alcanzó Guzmán con el organismo multilateral de crédito, por el que Máximo siguió planteando sus diferencias al respecto.

Pero también dio algunas definiciones políticas y económicas. Desde su visión, y confrontando un tanto con la Confederación General del Trabajo (CGT), el líder de La Cámpora dijo que “hay que dar un aumento de suma fija por decreto a los trabajadores que menos ganan”.

Y en esa línea, también pidió que se reconozcan méritos del oficialismo, en especial por el trabajo durante la pandemia del covid-19: “Alberto (Fernández) y el Estado durante la pandemia hicieron un gran esfuerzo. No fue perfecto porque siempre hay errores, pero se hizo el mejor trabajo que se pudo”. Y agregó: “Muchas veces no se dice, pero las Asignaciones Familiares las paga el Estado”.

“El Estado estaba roto cuando se entró en la pandemia. Se socorrió al empresariado. Es hora que ellos hagan algo”, agregó.

Por otra parte, también dio su opinión sobre la posible ruptura de Juan Grabois con el bloque del Frente de Todos y que Patria Grande termine conformando su propio espacio en la Cámara de Diputados. “La discusión y el debate hay que darlos desde adentro. Por eso permanecí dentro del bloque del Frete de Todos. Entiendo el planteo de Juan Grabois y sé que, dentro o fuera del Bloque, nunca van a votar en contra de la gente”, manifestó.

En otro pasaje de la entrevista, y en línea con el discurso planteado en la UOM de Avellaneda, Máximo Kirchner acusó a Mauricio Macri de “extorsionar” a los dirigentes de Juntos por el Cambio para que se subordinen a sus reclamos. “El sistema de construcción de Macri está basado en la cuasi extorsión a los dirigentes de juntos por el cambio. Nos comprometemos a no usar el material de extorsión de Macri a sus compañeros de juntos por el cambio”, aseguró el dirigente.

“El método de conducción de Macri es dañino. En Juntos por el Cambio le tienen un temor reverencial”, agregó. Además, también acusó a la coalición opositora de querer radicalizar el discurso para buscar votos. “Cristina no tiene problemas en hablar y confrontar ideas. La oposición está jugando a los cowboys. Hasta que no la vean presa a Cristina, aunque sea 5 minutos, no se van a quedar tranquilos”, aseveró.

Por último, se refirió al episodio que vivió en el barrio porteño de Recoleta, donde se registró que tuvo un enfrentamiento con la Policía de la Ciudad: “El sábado quería ir a ver a Cristina. Es raro, pero no deja de ser mi vieja. Hubo un par de policías que se sacó que golpeó innecesariamente. Había policías que no podían parar a los propios. Algunos subalternos no le daban bola a los superiores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.