El avión de carga procedente de Caracas con 19 tripulantes venezolanos e iraníes sigue dando que hablar tanto en el ámbito político como en el judicial.

La denuncia, presentada ante el juez federal Federico Villena, acusa a los funcionarios por el presuntos “encubrimiento planificado y organizado para evitar que se conozca la información que rodeó al avión”.

También solicitaron que se avance “contra los tripulantes del avión por su vinculación al terrorismo internacional según lo previsto en el artículo 306 del Código Penal”.

Tweet de Gerardo Milman
“El avión es iraní, quien lo conducía es miembro de inteligencia de dicho país y el gobierno argentino es cómplice. No hay dudas. Las pruebas ya están en la Justicia”, afirmó Milman desde su cuenta de la red social Twitter.

La presentación sostiene, entre otras cuestiones, que “la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica proporciona armas, fondos y entrenamiento paramilitar a grupos extremistas, incluidos los talibanes, Hezbollah libanés, Hamas, la Jihad Islámica Palestina (PIJ) y el Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando General (FPLP-GC)”.

“Ante estos sucesos de extrema gravedad que ponen en jaque la paz y la seguridad de la región y de nuestro país, el Ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández y el Jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, Agustín Rossi, han intentado desde un primer momento no sólo ocultar las verdadera dimensión de esta misión en nuestro país sino que han ensayado excusas con relación a la tripulación del avión con clara intención de encubrir este desembarco, en definitiva, de un avión al servicio de organizaciones terroristas y la identidad de un miembro vinculado directamente con las Fuerzas Quds”, afirmaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.