El diputado nacional Cristian Ritondo, aseguró que la unidad en la coalición opositora es “inquebrantable” y garantizó que ejercerán una oposición “constructiva” pero rechazando “atropellos”.

Ritondo quiere a Vidal como candidata a presidenta.

En una entrevista con LA NACION desde Villa Gesell, hasta donde llegó a inaugurar un local del Pro, Ritondo reconoce los problemas internos de Juntos por el Cambio, responde a las críticas del gobernador jujeño Gerardo Morales, defiende al exministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, tras la difusión del video al que Cristina Kirchner consideró una “Gestapo” para perseguir sindicalistas; y anticipa que si de preferencias se trata, le gustaría que la fórmula presidencial opositora, en 2023, la encabece María Eugenia Vidal.

-Elisa Carrió dijo: “Voltear el Presupuesto no era una opción”. ¿Qué piensa?

-Creo que salió alguien [de la Coalición Cívica], pero fue la decisión que se tomó. Esa es la foto, la película es mucho más larga. Cuando empieza la sesión nosotros les dijimos: “Señores, no tienen los votos. Por qué no hablamos de qué hay que modificar en esto para que salga”. Vamos a la reunión de los presidentes de bloque y no se avanza y ellos siguen, 22 horas. No tenían el número y nos llaman. Entonces les decimos: “Retiren el proyecto”. Porque la oportunidad de que lo vuelvan a mandar a comisión donde eran mayoría era volver a ratificar el mismo presupuesto y juntar la mayoría para la otra semana.

En realidad la decisión que tomamos en el bloque, en el interbloque, fue esa. Y cuando veíamos que podía haber una salida de consenso, ellos lo que hacen es agredir. La verdad es que es muy difícil ayudar cuando te agreden. Cuando agreden a ministros de mi gobierno que fueron importantes, cuando agreden a una exgobernadora, que están ahí para colaborar ante la inoperancia de un gobierno que manda un mamarracho de presupuesto, afirmó Ritondo.

Cristin Ritondo: Hay que preservar la unidad y entender qué nos demanda la gente.

-A la distancia, ¿piensa que la suya fue una reacción en caliente?

-No, estábamos cansados, agotados de que nos tomen el pelo. Y estaba agotado no solamente yo, sino mi bloque. Si no, cuando termino, y digo que no vamos a acompañar, no hubiera explotado todo el interbloque. A regañadientes, todos decían, “bueno, si hay que dar una salida”…con mucha bronca, porque es un espacio político que nunca nos había acompañado. Se sentaban y ponían carteles que decían “no al presupuesto”. No nos votaban el presupuesto en la Ciudad, no nos votaban el presupuesto en la Provincia. La decisión natural era rechazarlo. Era un mamarracho. Lo querían sacar a las apuradas, casi a las escondidas. No estoy arrepentido y no creo que nadie de mi bloque esté arrepentido de esa decisión.

-Gerardo Morales dijo: “No primó la racionalidad, faltó diálogo”. Es una opinión que marca diferencias internas fuertes.

-Cada uno puede decir lo que quiera, las decisiones las toman quienes representan en ese momento las estructuras en los partidos. Nunca el gobernador Morales, ni ningún gobernador nos dijo que necesitaban ese presupuesto. Y si no, eso lo tendría que haber pedido la UCR en el momento que tomamos la decisión. Yo hablé con Horacio [Rodríguez Larreta], con Patricia [Bullrich], con Mauricio [Macri], hablábamos los que estábamos ahí. Aparte nosotros tenemos economistas como Rogelio Frigerio, como Luciano Laspina, que todos dijeron que era un mamarracho. Todos sabían que era invotable. Y a los 20 días nos llamaron para un acuerdo con el Fondo. Se había tratado antes el presupuesto.

-¿Va a ser el presidente del interbloque de Juntos?

-Lo define el resto de mis compañeros y la mesa nacional. No definimos todavía el criterio. Si es un criterio de números tendría que ser yo. Pero respeto mucho a Mario [Negri], yo priorizo la unidad. Soy de los que cree que la unidad ha sido importante después para trabajar y rechazar la reforma al Ministerio Público Fiscal, la ley de Envases, la reforma judicial. Hay que preservar la unidad y entender qué nos demanda la gente.

-El Gobierno convocará a sesiones extraordinarias para tratar la reforma al Consejo de la Magistratura, entre otras cosas. ¿Qué piensa?

-Me parece que hay cuestiones institucionales donde ya no solo los bloques sino los partidos, los gobernadores, tienen que definir, así que va a ser una decisión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio.

-El Gobierno sugiere que quiere reformar la Corte o ampliarla.

-El Gobierno es capaz de hacer cualquier cosa con tal de garantizarse impunidad y de tener sobre la Corte, principal tribunal de la Nación, incidencia.

-¿Por qué hubo sectores de Juntos por el Cambio que apoyaron la reforma que habilitó la reelección de intendentes?

-Hubo posiciones distintas. Lo dije antes, y lo mantuve: no estaba de acuerdo. Dos mandatos está bien. Si ellos son tramposos y buscan la tercera y la cuarta reelección, nosotros somos distintos. Tenemos que defender los valores. Muchos de los que hoy estuvieron presentes votaron en contra.

-Uno de los senadores que presentó el proyecto de reforma fue Juan Pablo Allan, del Pro.

-Hubo diferencias dentro del Pro.

-¿Cree que dentro del Pro hay tramposos?

-Yo digo otra cosa. Digo que si ellos hacen trampa para evadir la ley nosotros no tenemos que modificarla para que se justifique con que nos hacen trampa y nosotros nos quedamos afuera.

-¿Qué opina del video de la mesa en la que aparece el entonces ministro Marcelo Villegas junto a agentes de inteligencia hablando de la situación del “Pata” Medina?

-Es una reunión con empresarios. Estaba Villegas, había quienes se presentaban como asesores del Gobierno. Yo sé lo que hizo María Eugenia y la pelea que dimos en la provincia de Buenos Aires. En ocasión de querer hacer [parecer] una mesa judicial, están defendiendo a delincuentes, entonces lo defienden al “Pata” Medina. Son delincuentes que crecieron y se consolidaron con el kirchnerismo y vuelven a sentirse empoderados con este gobierno. ¿A alguien le cabe duda que el “Pata” Medina es un delincuente y un mafioso?

-Aún si es un delincuente, ¿la acción judicial debe hacerse a cualquier costo o de manera irregular?

-No, a cualquier costo no. El video nunca lo mostraron entero. Hay empresarios que en esa reunión dicen que están amenazados ellos y sus hijos, que les tirotean la casa y cuando dicen eso, nosotros lo que decimos es: muchachos denuncien, vamos a hacer todo lo que podemos para acompañarlos. Era acompañar a las víctimas. Ellos acompañan a los delincuentes.

-¿Qué hacían ahí agentes de la AFI?

-Eso no te lo puedo responder, no lo sé.

-Hubo mucho ruido con el tema del espionaje ilegal durante el macrismo, incluso usted fue víctima de accionar ilegal de los servicios de inteligencia.

-Yo rechazo eso. Pero lo que no se puede justificar es esto del “Pata” Medina. Ellos con las cloacas [servicios de inteligencia] defienden a los delincuentes, a los mafiosos, a los que arruinaron a la Argentina. Hay una concepción de la política y la realidad tan diferente entre ellos y nosotros. Ellos son los que defienden a los barras. Ellos confunden corrupción con “lawfare”. No es lawfare, choreaste flaco. No es lawfare.

Ritondo y el FMI

-¿La discusión por el FMI debe ir al Congreso?

-Esto no puede ser “subite al auto y vamos a matarnos juntos”. A dos meses de arrancar la negociación, nos convocan. Hace dos años que están saraseando con la renegociación de la deuda. Cuando les quedan 1.500 millones de dólares en el Banco Central nos convocan. La responsabilidad es de ustedes [por el gobierno]. Todavía no se presentó Cristina Kirchner, el presidente del bloque ¿y nos tenemos que expresar? En agosto de 2019, cuando perdimos las PASO, el ministro Hernán Lacunza les ofreció comenzar a renegociar la deuda y dos años y pico después, cuando se comieron los 12 mil millones de dólares de reserva líquida y los 13 mil millones de este año, nos llaman. Traigan el plan, fíjense hasta dónde llegaron con el Fondo, nosotros no queremos a la Argentina en default, ellos son los que gobiernan, nosotros somos oposición, podemos acompañar o exigir.

-Si llega un plan al Congreso, ¿lo acompañarían?

-Si es racional, tiene que ver con lo monetario, con no aumento de impuestos en la Argentina, por supuesto que lo vamos a acompañar.

-Axel Kicillof dice que la oposición cuando era gobierno no llevó el acuerdo al Congreso

-En ese momento no era obligatorio.

-¿Le hubiera parecido bien hacerlo?

-Sí, pero tampoco Crisitna lo había discutido antes ni Kicillof tampoco.

-¿Hay disputa de liderazgos en Juntos?

-Hay una lógica de crecimiento de muchas figuras, de cuatro gobernadores.

-El radicalismo está pidiendo pista.

-Pero es sano que el radicalismo crezca. Venimos de ganar 17 provincias en la Argentina. Hay nuevos liderazgos. Gente que ha resurgido, personas que quieren ser gobernadores. Que tengamos muchos candidatos del radicalismo, del Pro, del peronismo republicano, de la Coalición Cívica, de partidos provinciales, es bárbaro. Es el crecimiento de una coalición de la que dijeron, cuando ganamos, que desaparecía a los dos años, cuando perdimos que iba a desaparecer, y hoy somos una coalición que está fortalecida en 2015 y en 2023 va a volver a conducir la República.

Ritondo y su opinión sobre Macri

-¿Se imagina ese 2023 con Macri como candidato?

-Yo no voy a descartar a Macri, no voy a descartar a Patricia, Horacio, es con todos.

-¿Cómo ve una forma de Bullrich y Morales, o de Larreta y Morales?

-No voy a hablar de fórmulas hoy. Falta mucho. La que más me gusta es una que encabece Vidal. Es la que más me gustaría pero tienen que estar todos. Es un partido en equipo. El equipo tiene que elegir. Entendemos que la visión no es individual, se necesita de equipos de experiencia de logros y defender todos la misma camiseta. Hay quienes sin duda en ese equipo brillan más que otros y seguramente quienes construyen. Macri creó este espacio. Fue jefe de Gobierno, fue presidente. Cómo lo voy a negar. Puede ser o no ser.

-¿Pero a usted le gustaría más Vidal?

-Pero porque trabajé más con María Eugenia. Para mí primero es el equipo, no la candidatura. También podría ser una fórmula más pura del Pro (primero y segundo). Es en gustos. Pero no descarto ninguna posibilidad, que haya listas compartidas, por ejemplo. En la provincia de Buenos Aires funcionamos bien con una gobernadora como María Eugenia y un vice radical.

-¿Se viene un Congreso difícil?

El diálogo se hace de dos. Si un gobierno te llama a convocar y te agrede es difícil, aseguró Ritondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *