La escritora y psicoanalista Natalia Zito publicó su segundo libro, donde reconstruye el caso de la artista Natalia Kohen, quien en 2005 fue internada en contra de su voluntad un neuropsiquiátrico por la fuerza por sus hijos, con un diagnóstico flojo de papeles del neurocirujano Facundo Manes.

En diálogo con AM750, relató la dura historia que debió atravesar Natalia Kohen y apuntó contra el científico Facundo Manes, actual diputado de Juntos por el Cambio.

“El libro está basado en aquella historia del 2005 de una paciente de Manes que fue internada contra su voluntad con un diagnóstico que en ese momento y después fue discutible”, comenzó describiendo la psicoanalista y escritora Natalia Zito, autora de Veintisiete noches (Ed. Galerna).

Se trata de un libro de no ficción que recrea la vida de Natalia Kohen y su complicada trama familiar. Zito investigó durante un año y medio, entrevistó a más de cincuenta personas y se sumergió en el mundo de las crónicas de la mano de autores como Rodolfo Walsh, Truman Capote y Leila Guerriero.

“Se aborda el fruto de una trama familiar donde una mujer de 88 años (Natalia) estaba teniendo una vida inusualmente activa y feliz y a los ojos de sus hijas estaba despilfarrando dinero”, relató la autora en AM750.

A lo que agregó: “Era una familia de mucho dinero. Y las hijas empezaron a preocuparse por ésta conducta y todo derivó en una internación que duró 27 noches, por eso el título del libro”.

La historia, por suerte, tiene un final feliz: “Natalia desde dentro de la internación organizó junto a sus amigos, otros artistas plásticos, un operativo de prensa que posibilitó que ella saliera de la internación. Después de eso vino una serie de juicios cruzaos”.

El silencio de Facundo Manes sobre el caso de Natalia Kohen

La historia salpica al neurocientífico, y actual diputado nacional por Juntos por el Cambio, Facundo Manes. Esto se debe a que su diagnóstico fue determinante para poder declara insana a Kohen, internarla y así preservar la fortuna familiar.

En este sentido, la voz científico, así como la de las hijas de Natalia, se volvieron centrales al momento de encarar la investigación. Pero no fue posible contar con la versión de ellos.

“Hice una investigación que duró un año y medio. Entrevisté a más de 50 personas. Entre ellas intenté entrevistar a Facundo Manes. En un momento él dio una charla yo fui a escucharlo y después me acerqué para contarle que estaba escribiendo este libro y le pedí una entrevista y después la entrevista no fue posible”, lamentó Zito.

Y agregó: “Me hubiera encantado conversar con él. Con las hijas tampoco pude hablar. Sí pude hablar telefónicamente con una de sus nietas y con otros familiares”.

De todos modos, Zito aclaró que su idea es que la historia pueda trascender los nombres propios. “Yo entiendo que es un tema muy doloroso para la familia. Fijate cuánto tiempo ha pasado y seguimos hablando de eso. Quizá eso fue mi gran interés”, sostuvo.

Luego, añadió: “Es una trama familiar tan compleja que permite hablar de muchas cosas. De por qué hubo un sistema tanto jurídico como de salud que permitió que esto ocurriera de este modo. La sociedad, cómo mira a una mujer de 88 años que tiene un novio, que la está pasando bien. Está totalmente vital”.

“Permite hablar de la herencia. ¿Hay herencia antes de que alguien se muera? ¿De quién es? ¿El dinero es una fuente de sufrimiento? Por eso mi interés de contar la historia. Y también que la historia trascienda los nombres propios”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *