La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se reunió ayer en su despacho del Senado con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro.

Zurro: “Hay que terminar con los gerentes de la pobreza”

Se trató de un encuentro gestado pocas horas después de que la titular de la Cámara alta del Congreso cuestionara la función de los movimientos sociales con respecto a la utilización de los famosos planes.

Ni lerdo, ni perezoso, el jefe comunal de la tierra que se hizo famosa gracias a la canción de María Elena Walsh, pidió audiencia tras elevar su proyecto y consiguió reunirse con CFK. Como parte del encuentro, Zurro le compartió el plan con el que venía trabajando hace tiempo y la vicepresidenta se mostró muy entusiasmada en la idea de poder concretar aquello que, el pasado lunes, durante un plenario de la CTA en Avellaneda, había destacado como un problema que atravesaba el gobierno al no tener el control de la ayuda social.

El programa de Zurro comprende la firma de un convenio entre el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el municipio de Pehuajó que propone cambiar el régimen de los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo en favor de que el distrito pague un adicional mensual a los beneficiarios y le asigne tareas y capacitaciones mediante un control de asistencias, con altas y bajas según el cumplimiento. El programa también conlleva el pago del aporte para acceder a una obra social. Hoy en Pehuajó son más de 300 los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo. “Me reuní con mi referente para contarle lo importante de este proyecto y le pareció muy interesante. Es un plan que conlleva que los beneficiarios deban trabajar 20 horas semanales en carpintería, cortar el pasto, huerta. Un acercamiento a un oficio por el cual recibirán un plus. Es el paso previo a un empleo formal sino siempre vamos a terminar viviendo en la pobreza estructural”, afirmó Zurro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.