El bono económico que asiste con $10.000 a las familias más vulnerables en medio de la pandemia por coronavirus (COVID-19), será para todos los beneficiarios o de forma segmentada.

En rigor, con la economía que volvió a reactivarse en un 80% luego del parate de casi siete meses, el Ejecutivo nacional estudia diferentes variantes para el cuarto desembolso confirmado para el mes que viene. De hecho, todavía hasta esta semana se sigue pagando el tercer cobro de los beneficiarios.

En ese sentido, la idea es que haya una readecuación que está sustentada en cuestiones lógicas: en el Gobierno entienden que, con la economía funcionando al 80% de su capacidad, muchos sectores y trabajadores independientes volvieron a la labor, por lo que ya no precisan la ayuda.

Sin embargo, desde Casa Rosada aseguraron que más allá de que estas no son actividades que pasaron de estar frenadas a un ritmo frenético de trabajo, pero que al fin y al cabo están funcionando y vuelven a macar el rumbo económico.

De todas maneras, los tiempos apremian y, entienden en el Gabinete con Santiago Cafiero a la cabeza, si no se llega a depurar de manera prolija y justa la lista de beneficiarios de los $10 mil, seguramente el 4 se pagará al completo, como el 3.

«Nuestra idea sigue siendo ayudar a los sectores más damnificados por la pandemia, esos rubros y personas que tienen actividades que no arrancaron o que arrancaron muy poco», aclaró un funcionario de la mesa que tomará las decisiones.

Desde los ministerios técnicos aseguran que la discusión actual no pasa por un tema de ahorro fiscal, sino de ordenamiento de la base de personas que acceden. Hoy, como en el inicio del IFE en abril, lo cobran 9 millones de personas. Cada IFE le cuesta al Estado $90 mil millones.  

Días atrás el propio Presidente confirmó que están viendo «si no hace falta un IFE 4 para terminar el año tranquilos». Tampoco se descarta que se reemplace el bono de $10.000 pesos por otros programas que entreguen el monto equivalente a un Salario Mínimo, Vital y Móvil a cambio de una prestación, como la Renta Básica Universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *